Hay que escuchar a las madres gestantes

Gracias a CIAMS

Este argumento formó parte del webinario «La gestación subrogada mata a mujeres»

El pasado 1 de julio tuvo lugar un webinario organizado por la Coalición Internacional por la abolición de la maternidad subrogada. En él intervinieron:

Ana-Luana Stoicea-Deram est membre du Collectif pour le Respect de la Personne (CoRP) et co-présidente de la CIAMS. Elle a montré que la GPA constitue une violence à l’égard des femmes et doit être éradiquée à ce titre.

Miembro del Colectivo LeCoRP y co-presidenta de CIAMS

Marya Dymitriyeva, militante radicale féministe et en faveur des droits humains en Ukraine, membre du Democracy Development Center (Ukraine). Elle a suivi le scandale des bébés, nés de GPA,  bloqués en Ukraine lors du confinement du printemps 2020.

Militante radical feminista en favor de los derechos humanos en Ucrania, miembro de Democracy Development Center

Sheela Saravanan, chercheuse indienne. Elle est l’auteure de plusieurs études sur la maternité de substitution en Inde. Son œuvre a montré la sombre réalité de cette pratique et contribué à en restreindre drastiquement l’accès.

Investigadora y antropóloga india.

La Dra Draravanan presentó sus conclusiones en el seminario web, donde explicó el proceso de la explotación reproductiva tal y como lo viven las madres de alquiler en India. Madres desesperadas y sumisas de provienen de comunidades extremadamente muy pobres. Que se ven obligadas a ser madres de alquiler una y otra vez por la necesidad. Es autora de varios estudios sobre la gestación subrogada en la India. Su trabajo ha mostrado la oscura realidad de esta práctica y ha contribuido a restringir drásticamente su acceso. Por su parte Marya Dymitriyeva trató la situación de las mujeres en Ucrania. Marya siguió el escándalo de los bebés, nacidos del PAM, varados en Ucrania durante el cierre de la primavera de 2020.

Ana-Luana Stoicea-Deram, ha demostrado que la mal llamada maternidad subrogada constituye una violencia contra las mujeres y debe ser erradicada como tal. Uno de los temas tratados fue precisamente que hay que escuchar a las mujeres gestantes, que así lo afirma el negocio de la explotación reproductiva, así lo publicitan los empresarios del mercado de bebés. Que hay que escuchar a las mujeres, que son la materia prima del negocio de la industria de la reproducción asistida. Hay que escuchar a las mujeres, esos ángeles maravillosos que se ofrecen altruistamente por amor, afirman los clientes, esos hombres y mujeres deseosos de ser padres a toda costa. Aunque sea a costa de vulnerar los derechos más elementales de mujeres y bebés.

De hecho, debemos hacerlo, nos decimos, es más, es recomendable hacerlo. No solo los publireportajes, que no dejan de ser piezas publicitarias que presenta el mensaje que le interesa al anunciante y desde siempre un punto de vista del mercado, en el que se pretende dar la apariencia de primar la noticia, incluso el testimonio, por encima del interés comercial. Las mujeres nunca dejaron de hablar y de denunciar. Otras ni siquiera pudieron hacerlo porque así lo firmaron bajo contrato.

Sí, hay que escuchar a las mujeres.  Deram insiste en ponernos en antecedentes. con las primeras madres «subrogadas», que denunciaron la indignidad de esta práctica. Y como invita la CIAMS, a través de su copresidente, Ana-Luana Stoicea-Deram, debemos escuchar a estas formidables feministas: Gena Corea, autora de #TheMotherMachine, a Janice Raymond, autora de #WomenasWombs. A la casi decenas de mujeres que empezaron a hablar diez años después de que empezara a despuntar la industria de la gestación subrogada, a finales de los 80.

Deram hizo referencia a que ya en 1987 pidieron la abolición de la explotación reproductiva, creando una Coalición Nacional contra la #GestaciónSubrogada. En este vídeo pueden escuchar el testimonios de varias madres en inglés y también el de Alejandra Nuñez en español. Nada ha cambiado 35 años después. Seguimos denunciando las mismas prácticas inhumanas de una industria feroz y desalmada que continúa expandiéndose por el mundo a costa de explotar a las mujeres y de mercantilizar a los bebés.

Enlace original

“No seré una mujer libre mientras siga habiendo mujeres sometidas” 

Enlace de interés: Brooke fue la primera mujer en morir un día antes de la cesárea. Historias de supervivientes de la explotación reproductiva.