El biomercado de la maternidad subrogada en India hoy. Entrevista a Sheela Saravanan. Parte 2

🇪🇸  🇬🇧


Publicado en Nueva Revolución
Publicado en Tribuna Feminista
Publicado en Stop Vientres de Alquiler

Teresa Domínguez 


Después de conocer en profundidad la investigación que tratamos en la primera parte de esta serie de dos columnas, la investigadora y antropóloga Sheela Saravanan responde a nuestra entrevista acerca de su último estudio Surrogacy in India: Bioethics, Human Rights and AgencyUn análisis profundo y extenso desde una perspectiva de la bioética, los derechos humanos y las agencias intermediarias publicado a través de The European Observatory for Non-Discrimination and Fundamental Rights  (E.O.N.D.F.R.) en Francia, y sobre la situación actual del alquiler de mujeres con fines de explotación reproductiva en India y su repercusión en el mundo. Los llamados vientres de alquiler. 

Saravanan, recordemos, es profesora del Departamento de Antropología de la Universidad de Heidelberg, Alemania. Tiene dos masters en geografía y desarrollo. Doctorada en salud pública, se ha especializado en salud reproductiva y en prácticas de parto en la India. Su trabajo post-doctoral en universidades alemanas, se centró en la salud materno-infantil, en los abortos selectivos, en las tecnologías reproductivas y la maternidad subrogada.

Su enfoque siempre se ha basado en la justicia reproductiva y el feminismo transnacional. Además de una gran oradora, que ha expuesto en numerosas ocasiones su trabajo en las Naciones Unidas y otras importantes conferencias, einvestigadora independiente sobre la violencia contra las mujeres en Asia y Europa, así como sobre salud reproductiva. Su libro, «A Transnational Feminist View of Surrogacy Biomarkets in India», es el resultado de una gran investigación sobre el terreno, un documento hecho de muchas entrevistas a mujeres que revela las terribles condiciones en las cuales las madres «sustitutas» son monitoreadas a lo largo de su embarazo, además del negocio de la venta de óvulos y embriones.

No fue hasta que Sheela Saravanan visitó esos lugares, desde hace una década hasta hoy, y conoció a esas madres y su evolución, que realmente se dio cuenta de lo que estaba pasando. Ahora se están dando cuenta de que han sido explotadas por sus maridos, sus familias, etc. El riesgo vital por el que han pasado estas mujeres es el principal problema que está ocurriendo debido a la mercantilización de mujeres y bebés. Respondiendo a CIAMS, la investigadora afirmó que en el momento actual India está intentando seguir el modelo altruista británico. El argumento de que regulando se acaba con la explotación se cae por su propio peso afirma la investigadora. E India es la prueba. La regulación no ha impedido la trata de mujeres por las mismas redes que se utilizan para la prostitución, o las redes de explotación doméstica, vía utilizada para el comercio mundial de mujeres y niñas. Legalizar no detiene la explotación, al contrario. «Hay que prohibirlo totalmente» afirma tajante Saravanan. De esa forma una mujer podría ponerse en pie y decir que la ley está con ella. Podría luchar por sus derechos. Legalizar la maternidad subrogada es lo que ha traído esta situación de vulneración de derechos en India. Lo mismo sucede en el resto del mundo.
 
La profesora, afirma que las persona que se enfrentan a la infertilidad se preparan para experimentar tecnologías intrusivas en sus propios cuerpos. Pero con los vientres de alquiler, están provocando que sea una mujer la que pase por el proceso, poniendo en riesgo su vida, algo a lo que no tienen derecho. Por ello no se le puede llamar una libertad.
 

TD: ¿Cual es su posición tras la aprobación de la ley contra la maternidad subrogada comercial en India?

SS: La ley que pone fin a la subrogación comercial en India es una medida muy necesaria y bienvenida. El Proyecto de Ley de Tecnología de Reproducción Asistida (ART) 2005 había estado inactivo durante 14 años sin ningún progreso adicional. Durante este período, la subrogación no era legal ni ilegal y esta situación conducía a una propagación del tráfico de mujeres y niños, explotación de mujeres, abandono de niños y formas extremas de mercantilización de mujeres y niños. También ha habido muertes de madres sustitutas y donantes de óvulos en clínicas que aún no se han informado. Las personas usaban subrogación y procedimiento de FIV desenfrenadamente para abortos selectivos por sexo.

El último estudio de seguimiento que realicé en febrero de 2019 sobre el impacto emocional, físico y financiero en las madres sustitutas reveló que las mujeres pobres tenían que pasar por la subrogación al menos dos veces antes de que pudieran salir de la pobreza. Dos subrogaciones significan múltiples ensayos de FIV y el tratamiento hormonal extremo y la sobremedicalización afectan enormemente la salud física de las mujeres. Además, las diversas separaciones de los niños tienen un efecto adverso en su bienestar emocional.

TD: ¿A grosso modo, qué reveló el estudio?

SS: Mi estudio reveló que cuando la subrogación era legal en la India, varias prácticas ilegales, inhumanas y poco éticas de subrogación eran rampantes. Están ocurriendo algunas violaciones graves de los derechos humanos; las mujeres son detenidas en hogares sustitutos en contra de sus deseos, se viola su cuerpo e integridad, se realizan abortos ilegales selectivos por sexo, a ninguno de ellos se le entrega una copia de su contrato, la forma en que los niños han sido abandonados es tosca y sin el consentimiento de las madres sustitutas; eventualmente todas las madres sustitutas son forzosamente alejadas de los bebés nacidos. Casi todas las 45 madres sustitutas con las que hablé, percibieron la subrogación como una forma de esclavitud.

Hay algunos defectos obvios en el proyecto de ley de subrogación que excluye a ciertos sectores de la población. Pero desde una perspectiva más amplia, el proyecto de ley salvará a las mujeres de los impactos físicos y emocionales adversos de la subrogación. El proyecto de ley no especifica contra los hogares sustitutos, cuántos embriones deben transferirse al útero materno sustituto, por lo tanto, todavía no protege la explotación de las mujeres de alguna manera.

TD ¿Cerrarán las 3.000 clínicas que se dedican a este negocio?

SS: Las clínicas de fertilidad no cerrarán, pero no podrán realizar subrogaciones comerciales. Participarán en todos los demás tipos de tratamientos de fertilidad, como donación de óvulos, diagnóstico genético previo a la implantación, etc.

TD: ¿Hay un problema de práctica ilegal?

SS: Los opositores dicen que la prohibición de la subrogación comercial podría empujar el negocio a la clandestinidad, pero es ampliamente conocido que los mercados negros prosperan más en lugares donde hay un mercado legal en auge en curso. Cuando la subrogación era legal en la India, se informó que las jóvenes habían sido secuestradas de áreas remotas de la India (Nordeste, Jharkhand y Chhattisgarh) y transportadas a áreas metropolitanas y forzadas a prácticas de subrogación. Los niños fueron abandonados. Ahora al menos si una mujer se ve obligada a una subrogación, puede acercarse a la corte.

La clínica popular en Anand estaba enviando mensajes y llamando a todas las madres subrogadas para decirles que esta es su última oportunidad de reclutar a la subrogación ya que la nueva ley podría implementarse pronto. Por lo tanto, la clínica no podrá practicar la subrogación en la medida en que lo han estado haciendo hasta ahora.

El interés entre las mujeres en Anand por la subrogación también se ha reducido drásticamente porque sienten que es explotador y también piensan que es pecaminoso y el acto de vender niños y, por lo tanto, sienten que el dinero que ganaron a través de la subrogación no quedó en sus manos.

TD: ¿Qué paralelismo existe entre los vientres de alquiler y la prostitución?

SS: Yo comparo este mercado con el mercado de la prostitución. Es bien sabido que la prostitución es legal en la India y de acuerdo con la ley india, los proxenetas y la prostitución forzada son ilegales. Pero la explotación y la trata solo aumentan en este marco legalizado. Según el National Crime Record Bureau, India, casi 20,000 mujeres y niños fueron víctimas de la trata de personas en 2016, un aumento de casi el 25% respecto al año anterior (ToI 2017). Un estudio realizado en

De mi estudio de seguimiento en Anand, llegué a comprender que la práctica no puede continuar en la medida en que era anteriormente. Puede haber intentos de práctica ilegal, pero los médicos tendrán que hacerlo en riesgo de prisión y multa, por lo que se reducirá drásticamente.

TD: Hoy en India, las mujeres son el 61 por ciento de los donantes vivos de hígado y el 74 por ciento de los donantes vivos de riñón. ¿Existe el riesgo de que la explotación o el sometimiento de las mujeres esté oculto incluso detrás de estas prácticas de solidaridad (en una sociedad patriarcal como la India)

SS: Un estudio reciente realizado por el Instituto de Ciencias Médicas Postgrado Sanjay Gandhi (SGPGIMS), revela que el 86% de los donantes de riñón en la India son mujeres y solo el 14% son hombres. Estos mercados plantean cuestiones éticas, los biodisponibles suelen ser los sectores vulnerables de la sociedad (pobres y mujeres). Estas preocupaciones son evidentes no solo en la donación de órganos sino también en la donación de gametos, el tráfico y la prostitución. Hay varios matices de patriarca en este patrón. Según el Prof. Gupta, SGPGIMS, el patriarcado evidente en los patrones de donación de riñón es; Los hombres que ganan miembros, dudan en donar riñón. Los hombres también tienen la libertad de volverse a casar, mientras que las mujeres no. El estudio también reveló que las mujeres eran donantes importantes en familias conjuntas tradicionales.

TD: ¿Dado que la gestación subrogada comercial ha sido prohibida en India desde 2015 para parejas extranjeras, ¿hacia dónde se dirige la demanda?

SS: Como Nepal, India, Tailandia, México y Camboya limitaron o propusieron una prohibición de la subrogación comercial, la práctica se trasladó a Laos, Malasia, Kenia, Nigeria, Ghana, Sudáfrica, Argentina y Guatemala. Este patrón de mercados en movimiento global que se basa en la capitalización de explotación y el control sobre el biomaterial reproductivo humano por parte de los ricos utilizando desigualdades y vulnerabilidades globales es una forma de recolonización de los cuerpos y el trabajo de las mujeres. La preocupación ética de este desarrollo y movimiento de los biomercados es que ciertos organismos (generalmente mujeres pobres) se vuelven más biodisponibles dentro de las desigualdades estructurales globales o nacionales existentes.

Queremos agradecer a Sheela Saravanan su amabilidad, pero sobre todo su lucha por un mundo más justo y feminista. Como afirma:

«El fin de la justicia reproductiva es reducir las desigualdades y no usar las vulnerabilidades de unas en favor de la libertad reproductiva de otra. No es solo injusticia reproductiva, es una forma inhumana de tener hijos.»

Teresa Domínguez
“No seré una mujer libre mientras siga habiendo mujeres sometidas”

Relacionado:

Bebés mercantilizados con etiquetas de precio, según su peso al nacer, sexo, apariencia y fetos son abortados selectivamente. Con Sheela Saravanan (I)

El biomercado de la maternidad subrogada en India hoy. Entrevista a Sheela Saravanan. Parte II

Surrogacy in India today. Interview to Sheela Saravanan (part II) 🇬🇧English version

Related: Una visión feminista sobre el mercado global de los vientres de alquiler»

Une version féministe du marché mondiale de la GPA « Broken bonds Big mone» 🇫🇷En Français

Un comentario sobre “El biomercado de la maternidad subrogada en India hoy. Entrevista a Sheela Saravanan. Parte 2

Deja un comentario