Desaprendiendo

Captura de pantalla 2018-02-18 a las 23.31.12

Por Aitana1967yo
John William Waterhouse (1849-1917), Ulises y las sirenas, 1891. Óleo sobre lienzo, 100,6 × 202 cm. Galería Nacional de Victoria. Melbourne. Australia.
Hypatia de Alejandría (científica) y Safo de Lesbos (poeta) son dos claros ejemplos de mujeres que sobresalieron en sociedades en que el papel de la mujer…Las mujeres somos también inmensa Humanidad, desde siempre.

…Pero la inmensa humanidad espera
la vida es esperanza…» Nazim Hikmet
Muazzam İnsanlık 

Muazzam insanlık sekiz yılda çalışacak
Üçüncüsü trenle seyahat et
Yoldayken yollarda
muazzam insanlık dolaşıyor

Muazzam insanlık sekiz yılda çalışacak
yirmi yaşındayken evlenir
kırk ölür
muazzam insanlık
Ekmek
muazzam insanlık dışındaki herkes için ulaşıyor
ve aynısı pirinç
ve aynı şeker
ve aynı kumaşlar
ve aynı kitaplar
muazzam insanlık dışındaki herkes için ulaş
Büyük insanlığın dünyasında hiçbir gölge yok
sokaklarda sokak lambası yok
pencerelerinde cam yok
Ancak muazzam insanlık bekliyor
hayat umut demektir
La inmensa Humanidad
La inmensa humanidad va a trabajar a los ocho años
Viaja en tren en tercera
A pie por los caminos
viaja la inmensa humanidad
La inmensa humanidad va a trabajar a los ocho años
a los veinte se casa
se muere a los cuarenta
la inmensa humanidad
El pan
alcanza para todos menos para la inmensa humanidad
y lo mismo el arroz
y lo mismo la azúcar
y lo mismo las telas
y lo mismo los libros
alcanzan para todos menos para la inmensa humanidad
No hay sombra sobre la tierra de la inmensa humanidad
no hay faroles en sus calles
ni vidrios en sus ventanas
Pero la inmensa humanidad espera la vida es esperanza
Noveno-Educación

Captura de pantalla 2018-02-18 a las 23.33.39.pngHace poco tiempo que me he lanzado a escribir, sin miedo, sin prejuicios. Hacerlo, de manera un poco “seria”, pero sin pretensiones, únicamente porque siento la necesidad de expresarme y compartir lo que opino y siento.

No soy periodista, aunque era una de las profesiones que barajaba cuando me presenté a la selectividad. Hace ya, «algunos años». Tampoco soy escritora. Me hubiera encantado serlo, admiro a ambos colectivos. Crear y transmitir con las palabras es lo más grande y maravilloso que hemos construido, inventado, los seres humano. Aquello que no tiene nombre no existe en nuestra mente.

Soy plenamente consciente de que mis textos no son, ni serán nunca maravillas de la literatura, pero me hace feliz el intentar expresar con palabras aquello que siento, deseo, anhelo, critico, repudio o me avergüenza.

No me importa parecer utópica, ingenua, inocente cuando escribo, pero deseo decir con mis pequeñas historias que quiero vivir en un mundo mejor, más humano, más libre y por descontado que mi hija e hijo habiten en un planeta más justo, solidario y humanizado. Ya no necesito agradar tanto para sentirme bien conmigo misma, ni justificar aquello que opino, digo, hago o siento. Es una liberación y un alivio para mi alma. Me da paz, tranquilidad, calma y sosiego. Seguridad en mi misma. Yo lo soy todo, soy un ser completo que transita por la vida. Como tiene que ser, sin tantas dependencias de las demás personas.

Amo las palabras, me gustan desde siempre. Son mágicas, frías, dulces, calientes, ásperas, fuertes, suaves, dañinas, balsámicas…Disfruto hablando con l@s demás, leyendo a l@s demás. Viviendo muchas vidas y experiencias a través de los libros. Los libros me salvaron de una adolescencia caótica, triste, amenazante, a veces feliz, brillante, pero con muchos claroscuros, y me salvaran siempre. No sabría vivir sin ellos.
Estoy aprendiendo a ser una mujer feminista. Creo firmemente que siempre lo he sido, pero yo no lo sabía. La palabra feminista para mí no existía, por tanto esa realidad tampoco. Lo que no nombramos no existe para nosotr@s. Siempre lo he sido pero no era consciente de ello. Crecí pensando que los hombres y las mujeres éramos iguales, personas físicamente diferentes y ya está. Pero algo no encajaba, chirriaba, por decirlo de alguna manera.

Yo observaba a los hombres y mujeres de mi familia, la extensa. Ellas y ellos hacían cosas diferentes. A mí no me importaba. Quiero decir, no me llamaba la atención entonces. Yo podía estar en los dos mundos. Hablar, ayudar a cocinar, a comprar, aprender a coser con mi abuela, acompañarla a lavar la ropa blanca a un lavadero, a las afueras del pueblo, toda una aventura para una niña de 5 o 6 años…
Recuerdo a un tío abuelo, carpintero, que me fabricó un lavandero precioso hecho a escala de uno de verdad. Yo lo sacaba a la calle y lavaba, con agua, jabón, no recuerdo que prendas, pero yo lavaba de verdad.

Podía estar, a su vez,  en el mundo de los hombres. Salir de bares, acompañarlos cuando iban de cacería, ir con ellos en  coche a la ciudad más cercana para solventar algún asunto “importante”. Las mujeres de mi familia no solían ir. Me llevaban a las excursiones de hombres. En fin era una niña. La primera de la familia y era bienvenida en los dos mundos. A veces coincidían, las mujeres dejaban de comprar, cuidarnos, cocinar, limpiar, etc y  los dos mundos convergían. De vez en cuando, solo de vez en cuando.

En casa, a mi hermana y a mí se nos exigía, sobre todo por parte de mi madre, aunque mi padre apoyaba con su silencio, aprender a cocinar y a limpiar desde bien pequeñas. A mi hermano, resulta ser también el pequeño… eso nunca se le pidió. Recuerdo que alguna vez protesté, pero no con la vehemencia y sentido de la justicia que lo hubiera hecho ahora. Lástima que la vida no se puede rebobinar, en este sentido.
En un primer momento pensé escribir sobre Circe o Kirke, la Hechicera de Homero. Me gustan mucho los mitos griegos.

Hablar sobre este personaje femenino mitológico. Explorar algunos de los mitos actuales que se nos atribuyen a las mujeres, en el cine, en el teatro, en la literatura, en la publicidad…, en la vida real. Más tarde cambié de idea. Recurrir a personajes femeninos en la mitología griega, para mí es apasionante, pero no servía para el propósito que me tracé.

» … Estuvieron sentados allí hasta el ocaso disfrutando del banquete que les había ofrecido Circe diosa entre las diosas, comiendo carne y bebiendo vino, y al caer la noche los hombres se fueron a dormir, mientras que Circe tomó a Odiseo de la mano y lo llevó aparte, para explicarle los peligros que habría de encontrarse en su viaje de regreso Ítaca, empezando por las sirenas…» Blog Encontrando la lentitud

Captura de pantalla 2018-02-18 a las 23.37.08
John William Waterhouse (1849-1917), Circe celosa, 1892
Esta pintura muestra una escena no de la Odisea, pero a partir de la Metamorfosis de Ovidio. Circe celosa lanza una poción mágica en el pozo, donde su rival en el amor Scylla va a bañarse.

«…Tanto el pasaje de la Odisea sobre las sirenas como el lienzo de Waterhouse contienen un mensaje subliminal, más allá de las primeras lecturas y miradas (técnicas). Las Sirenas representan el poder “maligno” del hechizo, capaz de apartar al hombre de su ruta, de su objetivo. De nuevo, el mal está representado una vez más por mujeres hermosas…» Nuevamente las mujeres compiten entre ellas por el amor de los hombres.

Eva, Elena de Troya, Circe,  Cleopatra, la mujer tienta, peca, es inteligente, pero maligna, corrompe al hombre…la literatura, la poesía, el teatro, el cine contiene innumerables ejemplos de este modelo de mujer.

Los modelos de mujer con los que identificarse para nosotras o son claramente ofensivos, dolorosos, hirientes y secundarios, falsos o como mal menor claramente incompletos o sesgados; interesadamente o no.

Así haré un pequeño repaso de las figuras de mujer que me he ido encontrando últimamente al ir al cine. Me ha llamado la atención el personaje femenino de Molly’s Game. En mi opinión magníficamente interpretado por la actriz Jessica Chastain. También de la mujer interpretada por otra gran actriz, Kate Winslet en la película Wonder Wheel de Woody Allen. No escribiré sobre las películas, o las actuaciones de las actrices de eso se encargan personas cualificadas para estas cuestiones, yo soy solamente una espectadora, a la que le encanta el cine, pero mi opinión, es una más. No poseo esos conocimientos, sobre el séptimo arte para opinar con propiedad.

Lo que si expresaré es mi opinión personal sobre los modelos de mujer que nos presentan ambos films.

Jessica Chastain.
«El discreto encanto de Jessica Chastain» Resultado de imagen de molly's game
“Vegana y un punto rebelde, es una de las actrices más aplaudidas de Hollywood”
“Un fetiche para grandes directores, Al Pacino fue su mentor sobre las tablas”
“Tras perseguir a Bin Laden en la ficción, ahora retoma su vertiente más ‘indie’ en el cine”. Tommaso Koch. 23 SEP 2014
¡Este es el gran titular! Posee un discreto encanto, no vaya a ser que el encanto sea….el antónimo de discreto…
Según el diccionario Word reference.com la definición de discreto y su antónimo indiscreto.
Discreto: juicioso, moderado, prudente, reservado, sensato, mesurado, circunspecto, velado, oculto, secreto
Antónimos: indiscreto, insensato, estúpido.

No hace falta comentar mucho más al respecto. Nunca he leído un titular así referido por ejemplo a George Clooney, Brad Pitt, Robert Redford…
El artículo tampoco tiene desperdicio, contiene más perlas.
La primera película en la que actuó explica la …” vida de un chico que rompe con el amor de su vida. Chastain aceptó, pero planteó que el filme también contara la separación desde el punto de vista de la chica. Nacieron así un segundo guion y, básicamente, un segundo filme. Resultado: La desaparición de Eleanor Rigby se puede ver en las versiones Él y Ella. O ambas, por un total de más de cinco horas.”
Era necesario rodar dos cintas; ¿Me pregunto, no era posible narrarla desde el punto de vista de la chica, o de ambos?

”De ahí que sorprendan las dificultades que afrontó en sus comienzos, cuando conseguía pocos castings y menos papeles. Entre otras cosas, Chastain lo atribuye a su look “poco convencional” y a su rebeldía”

Hay más interesantes comentarios y juicios que únicamente se atribuyen a las actrices. Si les apetece, pueden seguir leyendo.

En una entrevista reciente para la revista Acción, entrevistada por Miguel Juan Payán, explica como el vestuario que usaba transmitía ciertos efectos: “Afirma que se sentía “confinada como persona con prendas tan apretadas”, pero que le proporcionaba “una reacción inmediata de poder cuando llegaba al set, aunque me parece curioso que algunas mujeres, para dar una imagen de poder, se pongan minifaldas y taconazos. Yo pienso que de alguna manera eso las hace más pequeñas como personas” Todo un contrasentido, una locura… A ella en una ficción le proporcionaba una sensación de poder sobre los hombres que compartían el set de rodaje con la actriz. Se permite criticar a las mujeres que tienen esas mismas sensaciones de poder en la vida real, en la “Jungla”

En la misma entrevista le preguntan acerca de su personaje “Molly ha sacrificado toda su vida personal y familiar por sus objetivos profesionales. ¿ Tiene usted esa misma presion o sensación en su vida personal?”

Es una muy acertada pregunta , trasladar la ficción, el modelo de mujer poderosa, que se semeja al masculino, pero con aderezos importantes por el hecho de ser mujer, el poder lo ostenta a través de su cuerpo,  de su ropa, de sus actitudes de mujer vampírica pero a la vez bondadosa. La tranformación de una Molly luchando, compitiendo como el modelo masculino, no le funciona, acaba luchando con las supuestas “armas” de mujer, la inteligencia la posee, pero para los demás no ha de ser mostrada. Eso asusta y fastidia a muchos hombres en la película. Guapa, inocente y pareciendo tonta, para lograr sus objetivos. “Discreto encanto” que se nos exige.

Ella, responde en la entrevista: “Es un aspecto interesante porque cada día vemos cómo en la sociedad tradicional las mujeres se definen por las relaciones” Esposa de, novia, madre, hija…y así hasta el infinito. …”Cuando le hicieron esta misma pregunta a Aaron Sorkin contestó que le parecía curioso que nadie le hubiera planteado esta misma cuestión sobre el personaje de Brad Pitt cuando rodaron Moneyball, donde su personaje no tenía una relación romántica con nadie, solo tenía su hija.

Otro modelo que nos presenta el cine actual es el de mujer madura fracasada, atractiva y casada con alguien a quien no ama porque la ha salvado. Arrastra una culpa, un pecado horrible. Le fue infiel a su primer marido y tuvo que pagar por ello, siendo abandonada por el amor de su vida. Se martiriza, creyendo que no tiene derecho a pedirle nada más a la vida. Kate Winslet en Wonder Wheel es una mujer infeliz y atormentada, con una bajísima autoestima.

Kate Winslet: “En cierto plano, Woody Allen es una mujer”
Kate Winslet y Justin Timberlake en una escena de la película.(Amazon Studios)

En una entrevista a la Vanguardia el titular es este: “La actriz protagonista de ‘Wonder wheel’ siente que es una impostora que ha logrado colarse entre las grandes estrellas del cine” No sólo en la ficción Kate Winslet interpreta a una mujer que parece no merecer nada. En la vida real la actriz también siente que el lugar que ocupa en el cine no es merecido. Idolatrando al director como si fuera un semidiós.

 “…Reconozco que tenía mis dudas con respecto a la forma de hablar de mi personaje, pero no quería molestarle porque es obvio que él no quiere que lo bombardeen con preguntas. Yo era consciente que lo que él esperaba era que fuera al plató todos los días, que supiera mis parlamentos y estuviera lista cuando me necesitara,…”

En la entrevista también manifiesta unos sentimientos de culpa que no me son ajenos a los que a menudo experimentamos muchas mujeres ante el poder que despliegan muchos hombres. Justificando nuestro comportamiento. Intentando no molestar, sintiéndonos culpables de cosas que no tienen ningún sentido.

“…Así que antes de que comenzara la filmación grabé una escena en mi iPhone y se la envié. Durante 48 horas no me respondió y yo empecé a fantasear con que había odiado lo que hice, pero finalmente me llegó una respuesta diciendo que estaba todo bien y solo entonces pude respirar…”

Continuamos con modelos de mujer que no nos sirven en mi opinión para lograr la igualdad en derechos, en visibilidad. El cine continúa enviando mensajes, es ficción, ya lo sé, narran realidades, pero necesitamos papeles de mujeres valientes, seguras de sí mismas, que no se torturan por la opinión o actuación de un hombre, sea marido, director, jefe, compañero de trabajo. Esos modelos de mujer también son reales, y no venden o no interesa mostrarlos.

Las mujeres continúan viviendo en la literatura, el cine, el teatro, la danza, la pintura, en todas las creaciones artísticas que construimos los seres humanos. Pero y en el mundo real, en pleno siglo XXI.  Me duele afirmar que estamos todavía en el principio, como un pequeño hámster que corre, corre en una rueda, pero no avanza. Permanece en el mismo lugar. No nos encontramos en la Inglaterra Isabelina, ni en la época de los Stuardo, tampoco en 1929, cuando Virginia Woolf publicó “Una habitación propia”. Éramos invisibles para la historia, hemos avanzado, sí,  pero han transcurrido siglos desde la época de Chaucer. Allá por 1470 cuando “…Azotar a las mujeres era un legítimo derecho del hombre…” “…El matrimonio no era cuestión de afecto personal, sino de codicia familiar, especialmente entre las clases altas “caballerescas”…” En muchos lugares, en la actualidad las mujeres son meros objetos, monedas de cambio, sin derechos en muchos lugares de nuestro planeta.

Virginia Woolf nos habla de ello con una claridad cegadora, usando un lenguaje bellísimo, claro, conciso; “…De todo esto emerge un ser muy extraño y controvertido. En la imaginación es de la máxima importancia; en la práctica es del todo insignificante…” Musa, en la poesía, en la novela, obras de teatro (Shakespeare),”…mientras que está casi ausente en los libros de historia…”

“…De sus labios han salido algunas de las palabras más inspiradas, algunos de los pensamientos más profundos de la literatura…” (Anna Karénina, Emma Bovary, lady Mcbeth, Cleopatra…)”…en la vida real apenas si sabía leer y escribir y era propiedad del marido…” 

 Una habitación propia “…Era sin duda un monstruo extraño el que emergía de la lectura de los historiadores primero y de los poetas a continuación: un gusano con alas de águila; el espíritu de la vida y de la belleza encerrado en una cocina, cortando tocino…” Virginia Woolf “Una habitación propia”

“Hasta que no vacíes tu alma de todo aquello que te atormenta…no tendrás espacio para llenarla de todo lo que te hace feliz” 

www.lafelicidadestadelante.com

Quiero dar las gracias especialmente a Hasan. El me ha mostrado todo un mundo de poesía turca y belleza que yo desconocía. Nazim Hikmet, un gran amigo de Pablo Neruda, a Ôzdemir Asaf, Cemal Süreya.. . Gràcies de tot cor Hasan.

GuardarGuardar
GuardarGuardar