Ponencia: Stop Vientres de Alquiler. Desmontando el argumentario de la gestación subrogada en la jornada sobre explotación reproductiva y mercado de bebés.

Teresa Domínguez


Publicado en Nueva Revolución

Publicado en CIAMS

La maternidad subrogada es un negocio que gira en torno a satisfacer los deseos reproductivos de personas con nivel adquisitivo, a costa de la explotación de mujeres vulnerables dispuestas a arriesgar su vida gestando un bebé para entregarlo después a cambio de alguna compensación.

Sobre este y otros tema se ha hablado en la conferencia que se ha celebrado en Jerez, en el Centro Cívico La Granja, una jornada de divulgación sobre explotación reproductiva y mercado de bebés a cargo de tres miembros de la Plataforma Stop Vientres de Alquiler (SVA). Una jornada que ha sido posible gracias a la iniciativa de formación de Marea Violeta Jerez.

Se ha llevado a cabo un análisis en profundidad desde distintas vertientes, sobre una realidad que se hace presente en nuestro país a través de lo que se conoce como «turismo reproductivo» y por la presión de una industria que puja por tener presencia en España de una manera legal.

Kajsa Ekis Ekman, la activista feminista autora del libro «El ser y la mercancía», lo llama el chantaje: “Si las mujeres europeas no quieren ser madres de alquiler, tendremos que hacerlo en otro lugar”.

SVA lleva tres años impulsando el conocimiento y creando conciencia social sobre la mal llamada gestación subrogada, sacando a debate público algo que las personas favorables a esta práctica están haciendo de manera soterrada entrando directamente en diálogo con partidos políticos, con empresas, buscando la forma de legalizarlo en nuestro país.

«Como feministas no podemos cerrar los ojos ante los profundos rasgos patriarcales de esta industria, donde la maternidad es algo desechable mientras la paternidad se vuelve cada vez más sagrada.» Ana Trejo.

Desde una perspectiva feminista transnacional, llevamos años de manera individual, y después de manera colectiva, analizando y compartiendo información sobre esta práctica y sus consecuencias para las mujeres y los menores, en el mundo entero. Como plataforma, estamos integradas en la Coalición Internacional contra la Maternidad Subrogada (CIAMS), porque deseamos y luchamos por que España se mantenga en el camino de la prohibición y que a nivel internacional se promulgue una convención contra esta práctica, siguiendo la línea de las convenciones internacionales que prohíben la esclavitud, la trata de personas o el tráfico internacional de menores.

«La trampa del altruismo. Curiosamente, sólo le piden a la mujer que sea altruista, TODOS los intermediarios y los que forman parte del proceso cobran por su trabajo.« Vanesa Rodríguez

En la ponencia se mostró la incongruencia de ciertos argumentarios utilizados por los partidarios de los vientres de alquiler, entre otras, el altruismo, el hecho de regular para evitar casos de explotación, la libertad de la mujer, el aborto, la donación de órganos, la falacia de donar la capacidad reproductiva o el pago por un «servicio», el altruismo, o tener una práctica prohibida, toda vez que se permite la inscripción de los menores fabricados en el extranjero. Es por ello que STV pide al Gobierno español que sea coherente con la legislación y derogue la instrucción que permite la inscripción de bebés nacidos de la explotación reproductiva. Y que, tras una moratoria, se penalice a las personas que acudan al mercado exterior. Y también se analizaron pormenorizadamente los contratos. Porque la regulación no evita la explotación, ni el consentimiento es sinónimo de libertad, ni tampoco todo lo legal es ético.

 «Porque las feministas necesitamos armas para combatir la misoginia implícita en los vientres e alquiler.» Teresa Domínguez.

«La regulación no evita la explotación. El consentimiento es un espejismo de libertad.«»Algo legal no tiene por qué ser ético.» Teresa Domínguez

Es por ello que la plataforma feminista exige al estado que vigile y penalice a los negocios e intermediarios que operan asesorando desde España. Una industria interesada en hacer de la pobreza un lucro. Para ello, es necesario seguir el camino de países que incluso prohiben la publicidad, y que se creen políticas sociales y económicas para la población más vulnerable, en este caso: mujeres y menores, para que «las más pobres del planeta, no seamos vistas como materia primas por no tener recursos«.

Y a los gobiernos del mundo que prioricen la lucha contra la pobreza de las mujeres y la desigualdad de género, así como que incrementen sus esfuerzos para promover y proteger los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de las mujeres, incluidos sus derechos sexuales y reproductivos.

«No es nada moderno, Se trata de la misma práctica patriarcal que somete a las mujeres desde hace siglos». Vanesa Rodríguez

La jornada de divulgación comenzó con la inauguración y bienvenida de Tere Chamizo, integrante de Marea Violeta Jerez. Después se iniciaron las tres ponencias previstas, a cargo de Vanesa Rodríguez, Ana Trejo, y la de quien escribe este artículo.

Posteriormente pudimos escuchar las palabras de Jennifer Lahl, desde California, en un mensaje en diferido especialmente para la ocasión, dedicado a las/los asistentes al acto en particular y a nuestro país en general, en el que Lahl pide a los y las españolas que pidan al gobierno que se implique en la desincentivización de la demanda de bebés en EEUU por parte de clientes españoles. Para continuar con la proyección del estreno en Jerez, del documental de la presidenta de CBC Network, y miembro fundadora de Stop Surrogacy Now: «Big Fertility«. Para terminar con un pequeño debate.

«El deseo de la maternidad/paternidad es absolutamente legitimo, pero hay que tener claro que tener hijos no es un derecho. » Teresa Domínguez.

Las mujeres no parimos algo, parimos a alguien. Y mientras que si puedes comprar, o aceptar como regalo algo, no puedes comprar o aceptar como regalo a alguien Ana Trejo.

A nivel global, la mayoría de las mujeres sometidas a esta práctica ganan justo por encima de la línea de pobreza, y menos del 4% de ellas tienen educación universitaria. Y más del 40% de las madres están desempleadas. Madres que pertenecen a países empobrecidos o con grandes cotas de desigualdad social (los compradores proceden de países desarrollados y occidentales, EE.UU, Europa, Australia, Japón).

«Las mujeres sufrimos desigualdad laboral y mientras nos se soluciona este grave problema, se explota a otra mujeres con menos recursos para que hagan lo que yo no pueda hacer». Vanesa Rodríguez.

La mayoría de mujeres lo hacen porque necesitan dinero para subsistir, de hecho, a SVA llegan mensajes cada varias semanas del tipo: «necesito dinero donde puedo alquilar mi útero«, para pagar la comida, el alquiler, la hipoteca, un seguro médico o hacer frente a deudas y proporcionar a sus hijos e hijas estudios, bienestar y cuidados.

En las distintas ponencias se hizo un repaso a la venta de bebés por catálogo. El trasfondo machista, racista, extinista, que encierra esta práctica. Igualmente se expuso que esta industria no solo trata de ofrecer soluciones a parejas infértiles, o personas que biológicamente no pueden quedarse embarazadas, también se hizo referencia a la denominada «Subrogación social«, la gestación subrogada por placer. «Lo más modernos de la gestación subrogada en EEUU.». La nueva solución que el neoliberalismo ofrece para solucionar la discriminación, la brecha de género y laboral, el techo de cristal, el machismo que sufren las mujeres por razón de embarazo.

«Las mujeres sufrimos desigualdad laboral y mientras no se soluciona este grave problema, se explota a otra mujeres con menos recursos para que hagan lo que yo no pueda hacer«. Vanesa Rodríguez

Se ofreció una visión general sobre esta práctica desde una perspectiva internacional, poniendo especial énfasis en el considerado hasta 2017 el «útero del mundo«, la India, que según estimaciones a la baja, desde que se legalizó en 2002, ha producido del orden de 25.000 bebés al año.

Por ello fue necesario parir del contexto de violencia extrema que sufren las mujeres y niñas en dicho país: La India, la cuna de los vientres de alquiler y de la desaparición sistémica de 68.000.000 millones de niñas y mujeres a 2017, denunciada por Rita Banerji, escritora, investigadora y activista, en su campaña 50 million Missing, cifra de 2002. Un país al que han recurrido decena de miles de personas europeas, australianas, canadienses y norteamericanas. Una industria que opera de manera legal desde 2002. Y de la investigación de la antropóloga, catedrática de la Universidad de Heildeberg, especialista en salud materna en países en desarrollo: Sheela Saravanan.

«Adolescentes a las que se las esclaviza, viola sistemáticamente, y a las que se les implantan embriones una y otra vez, para vender a sus hijos. Y esto en un país que tiene “regulada” la práctica. Legalizar concede derechos a los compradores.» Teresa Domínguez.

La regulación no ha impedido la trata de mujeres por las mismas redes que se utilizan para la prostitución, o las redes de explotación doméstica. Adolescentes a las que se las esclaviza, viola sistemáticamente, y a las que se les implantan embriones una y otra vez, para vender a sus hijos. Y esto en un país que tiene “regulada” la práctica.

Legalizar concede derechos a los compradores. De la propia investigación última de Sheela Saravanan, se saca como conclusión, que el 49% de las mujeres fueron convencidas para ser madres de alquiler a través del trabajo de campo de agentes intermediarios, de clínicas, médicos y enfermeras y el 42%, obligadas por los maridos.

«¿Dónde queda la libertad en la renuncia irrevocable? ¿Dónde queda la libertad en la firma de un contrato que despoja de derechos y cancela completamente el derecho a decidir sobre tu propio cuerpo«. Ana Trejo

Otro de los aspectos tratados en profundidad fue la explotación de la maternidad: violación de la salud materna y primal de mujeres y menores. Porque también los derechos de los bebés son vulnerados. Y la compra de bebés no protege a las criaturas.

«La que pare siempre es madre y eso es lo que las agencias quieren borrar» Ana Trejo

Poniendo especial énfasis en que en el embarazo y el parto se banalizan aspectos muy relevantes para la salud del bebé y de la madre como es todo lo relativo al vínculo y a la salud. Según la Dra Miriam al Adib, detrás de un parto no sólo hay un bebé que nace de su madre y ya está, sino que hay todo un proceso neuroendocrino detrás, donde una serie de hormonas y neurotransmisores orquestan el proceso para que todo esté perfectamente diseñado para que se produzca ese vínculo”.

El estrés de la criatura es máximo cuando se produce esta separación. La separación de la madre nada más nacer supone un trauma y una gran pérdida. Para el bebé representa lo mismo que si su madre hubiera muerto durante el parto”. Dra. Ibone Olza

Según la fundadora de la plataforma SVA, en psicología, este vínculo se llama «apego», y las investigaciones sugieren que los vínculos de apego comienzan a formarse incluso antes de que nazca el bebé.

Una sociedad saludable, justa y defensora de los Derechos Humanos no debería permitir este tipo de prácticas que implican tantos riesgos para la salud y el bienestar de las mujeres y los bebés y una vulneración flagrante de derechos humanos.

Para terminar queremos expresar desde este medio nuestro agradecimiento público a quienes han hecho posible estas jornadas. A las maravillosas mujeres de Marea Violeta Jerez, por la buena acogida y el cariño con el que nos han tratado.

Galería de imágenes

Y les invitamos a seguir la jornada grabada en vídeo el pasado 26 de octubre de 2019, en youtube:

Otras noticias relacionadas con la jornada sobre vientres de alquiler:

«Ana Trejo, fundadora de Stop Vientres de Alquiler: “La gestión subrogada impone condiciones de esclavitud”. Fran Romero. La Voz Del Sur

“Los vientres de alquiler son una nueva forma de esclavitud hacia la mujer. Entrevista a Teresa Domínguez por María José Romero. La Voz del Sur.

Jornada sobre explotación reproductiva y mercado de bebés 26 octubre. Entrevista a Teresa Domínguez en Radio Jerez por Eugenio Camacho y Claudia Moneo, Cadena Ser

Vientres de alquiler con Teresa Domínguez Podcast Femicadiz  programa de María José Romero, Sonia Herrera y Pepa Pacheco.

«Gestación subrogada… ¿Altruismo, negocio o trata?» Susana Domínguez. La Voz Del Sur.

«Si tienes dinero, puedes comprar lo que quieras: una casa, un avión, un coche o un hijo». Entrevista a Teresa Domínguez por María Luisa Parra. Otro Periodismo.

Deja un comentario