Brujas. Aquelarre

El lienzo muestra un ritual de aquelarre,  presidido por el Gran macho cabrío, una de las formas que toma el demonio, en el centro de la composición. A su alrededor aparecen brujas ancianas y jóvenes que le dan niños con los que, según la superstición de la época, se alimentaba. En el cielo, de noche, brilla la luna y se ven animales nocturnos volando (que podrían ser murciélagos). En la serie de la que forma parte se encuentran también otros cinco cuadros de similar temática y dimensiones, que son: Vuelo de brujas (Museo del Prado), El conjuro (Museo Lázaro Galdiano), La cocina de los brujos (colección privada, México), El hechizado por la fuerza (National Gallery de Londres) y El convidado de piedra (hoy en paradero desconocido).

La escena pertenece a la estética de «lo sublime terrible», caracterizada por la preceptiva artística de la época también en el prerromanticismo literario y musical y que tiene su paralelo en el Sturm und Drang alemán. Se trataba de provocar un desasosiego en el espectador con el carácter de pesadilla. En este cuadro y en la serie a la que pertenece se acentúan los tonos oscuros, y es por ello que la ambientación se sitúa en un paisaje nocturno. En el momento de la ejecución de esta serie, Goya se encuentra trabajando en Los caprichos con los cuales guarda una estrecha relación. El tema de la brujería estaba de actualidad entre los ilustrados españoles amigos del pintor, especialmente inclinado a él estaba Leandro Fernández de Moratín.

WIKIPEDIA

“Ha confesado una compañera”.

“No soy bruja” ¿Es un secreto? ¿Qué es una bruja?

“Persona que hace mal a otros”.

“¿Cómo se hace mal a los otros?”

Niñas, mujeres, siempre es igual. Encarnan el mal. El miedo…siempre el miedo. Los Hombres, el poder, siempre han tenido miedo…de las mujeres libres. No sometidas. “Impías”

Características de una bruja:

“Posición obscena en las piernas”. Las

cruza.

“Sonrisa perversa”. Pasear, el bosque, el acantilado, la noche, la Luna, son cosas de brujas; ya se sabe. Y si no hay hombres; ¿qué sentido tiene disfrutar entre nosotras? ¿Para quién bailamos? Para El, se preguntan. No pueden entenderlo. Piensan que existimos para ellos. Qué nos reímos, lloramos, gritamos siempre para ellos. Nos vestimos, nos acicalamos, siempre para ellos. ¿Para qué sino? Lo creen y eso los descoloca, les fascina y les asusta. No tienen el control.

La madre, hija, esposa, soltera, virgen, viuda, vieja, joven, niña, hermana, monja, puta, santa, … No es tan complicado, para nosotras… Somos todas y ninguna en especial. Mujeres,  simplemente mujeres en todas las épocas. Sumisa, dominante, ambas cosas. Dualidad, siempre dualidad. Mundos rígidos, donde no cabe lo único, simple, especial, diferente, totalidad.

Imagen de la movilización de la movilización feminista del 8M de 2020 Otras miradas – Qué poco os importan las maltratadas y cuánto el 8M
Otras miradas - Qué poco os importan las maltratadas y cuánto el 8M
Otras miradas - Qué poco os importan las maltratadas y cuánto el 8M

Callamos, somos mentirosas, locas, puede que ambas cosas. Mentes infantiles, enfermas que no saben lo que hacen, sin juicio, ni sensatez. Hay que iniciarnos, verdad, enseñarnos. Mostrarnos el camino de la perfección y la virtud. La verdad única e inmutable. Iluminarnos, sacarnos como sea de las tinieblas. Enderezarnos, para así crecer rectas y puras, virtuosas. Ocurrentes, pero con mesura, inteligentes, pero a la sombra. No resultar una amenaza… ¿Por qué se sentían y se sienten tan  amenazados?

“Un año después de la polémica que levantaron los partidos de derecha y ultraderecha contra las manifestaciones del 8 de marzo celebradas pocos días antes de que se decretara el estado de alarma sanitario, el feminismo vuelve a estar en el punto de mira. Los mismos partidos que han permanecido en silencio mientras se celebraban otras concentraciones y manifestaciones como las que protestaban contra la ley Celá o las concentraciones en contra de las medidas del Gobierno para frenar la pandemia (en ocasiones sin respetar las mínimas medidas de prevención frente a la covid-19), ponen una vez más el grito en el cielo cuando de lo que se trata es de salir a la calle para defender los derechos de las mujeres.” MARISA KOHAN@KOHANM https://www.publico.es/sociedad/8m2021-feminismo-punto-mira-8m-marcado-pandemia-crispacion.html

Y se continúan sintiendo los hijos… Nuestros propios hijos… Puta, mala madre, no ha cambiado. Zorra, tampoco. Buscona… Más de lo mismo. Ligera de cascos, que delicioso eufemismo. FEMINAZI. Frígida, bollera, marimacho. Qué riqueza posee la lengua. Hasta el infinito, no, pero suma y sigue. Masculina, llorona, desequilibrada, mandona, melancólica, nostálgica, hipersensible, desequilibrada, egoísta, histérica, Freud no nos amaba mucho tampoco.

“El señor juez conoce mejor tus pensamientos que tú misma” El juez está dentro y afuera. Pensando, pensando, Dadoras de Vida. Espejos. Hay que destruir aquello que no se posee o de lo que se carece. Menospreciarlo, denunciarlo, señalarlo. Convertirlo en vulgar y privado. Bendita menstruación. Aquello más sagrado que no controlo lo embarro y lo reglamento. Impuras, sucias. Se corta la mayonesa, se mueren las flores… Nos ponemos irritables, inaguantables, histéricas y sensibles.

Alumn@s de 1º Institut de Sales, Viladecans, Barcelona. Eso acerca de la sensibilidad: “Capacidad natural de las personas para emocionarse con la belleza, los valores o los sentimientos como el amor o  la compasión” Pero al  mismo tiempo es un punto débil que hace falta cambiar y que no les gusta de ell@s mism@s.

Volviendo a los adjetivos calificativos que se nos han atribuido y continúan definiéndonos… Cuanto uso y derroche, ellos no son histéricos, están algo nerviosos; tanta responsabilidad, no es para menos.

Las mujeres hemos celebrado “aquelarres” desde la noche de los tiempos, afortunadamente seguimos honrando la Vida. Reuniéndonos para hablar, tomar, bailar, pasear, bañarnos en el mar. Pasear por el bosque. Benditos aquelarres, bendita y sagrada sensibilidad y sensualidad. ¿Qué hubiera sido de nosotras sin ellos?

Palabra de Bruja   X

*Los hombres temen…

Igual…Nadie va a hacerte daño…porque tienes poder…

“Joven, insolente, alocada…lo pagué muy caro. (Yo tenía eso que tú tienes)”

“Entonces aprendí… Esta cofia nos cubre perfectamente el cabello… Como ellos nos lo ordenaron… Cúbrete, baja los ojos. Sombrero mujer vasca. (Especie de polla gigante). LOS HOMBRES TEMEN A LAS MUJERES QUE NO LES TEMEN”

Bruja, puta. Loca. ¿Frente al miedo ancestral?